jueves, 1 de noviembre de 2012

CON MIEL Y NO CON HIEL.- INSCRIPCION DE TAXISTAS VENCE EL 10 DE NOVIEMBRE





SOLO EL 40% DE LOS TAXISTAS DE LIMA SE HAN INSCRITO Y/O ACTUALIZADO SUS DATOS.



La información que propalan los medios de comunicación indican que hasta la fecha, y luego de transcurridos más de dos meses del inicio del empadronamiento de taxistas (se inició el 13 de Agosto según cronograma de la GTU), solo el 40% de los mismos han cumplido, bien con la confirmación de su registro o con la nueva inscripción según corresponda, es decir que faltan hacerlo más de 100,000 taxistas y que difícilmente lograrán ya que la autoridad ha dispuesto que el plazo vence el 10 de Noviembre y NO HABRA PROROGAS.



La idea de sincerar el registro de taxistas es buena toda vez que es conocido el problema existente de sobreoferta que conlleva a las dificultades en el control del servicio haciéndolo caótico e inseguro.



La autoridad debe, por lo tanto, poner orden en el servicio de taxi y como punto de partida debe de actualizar sus registros y saber de una buena vez por todas, cuantos taxistas hay en Lima, así ya dejaremos de escuchar en los medios a algunos “especialistas” que lanzan cifras tratando de adivinar lo que hasta hoy es un misterio. Pero, preocupa saber que esta convocatoria, a falta de diez días de su cierre aun no haya logrado su objetivo y es preciso hacer un análisis de lo sucedido y aunque las comparaciones son odiosas debemos de tener en cuenta que la formalización del servicio de taxi en Lima se inició durante la gestión de Alberto Andrade quien encargo esa tarea a la Econ. Elvira MOSCOSO CABRERA la que diseño la estrategia de creación y puesta en funcionamiento del Servicio de Taxi Metropolitano (SETAME)



Esta hábil y visionaria funcionaria llevo a la Municipalidad de Lima a ganar el Premio a la creatividad empresarial del año 2000, por su brillante plan de formalización para el servicio de taxi ya que, entre algunas de sus acciones, dispuso la creación de los paraderos de taxis independientes, el nombramiento de coordinadores zonales elegidos por los mimos taxistas, se editó la revista TAXI LIBRE la misma que era de distribución gratuita, se impartieron cursos de educación vial GRATUITOS en donde además de las enseñanzas se les daba refrigerio y se realizaban sorteos de accesorios, seguros, lubricantes becas y otros; se suscribieron convenios con instituciones educativas y centros de salud para que los taxistas tengan descuentos para ellos y para sus familiares, se gestionaron créditos a fin de que puedan pintar, acondicionar y hasta cambiar sus unidades por otras más modernas. En pocas palabras dio todas las facilidades, no puso fechas límite y les mostró a los taxistas cuales eran los beneficios de ser formales y no se limitó a hacer lo fácil de llamar a la formalización con amenazas de operativos y multas a los que no cumplan con inscribirse.



En el actual proceso de REORDENAMIENTO del servicio de taxi, lejos de dar facilidades para la formalización se han podido evidenciar algunos errores que están poniendo en peligro tan brillante idea, la misma que se presentó en la gestión del Ing. Rodrigo Cuba y que al parecer, los ejecutivos de turno no han comprendido en toda su magnitud.



Necesitamos saber cuántos taxistas hay y la forma de saberlo es haciendo un censo de los mismos, para esto hay que dar facilidades a los que nos tiene que dar esa información que al final es el “supuesto” objetivo del empadronamiento.



Como saber cuántos hay si se les exigen requisitos como el tener vehículos de no más de tres año de antigüedad, no deber papeletas (suyas o ajenas), rebajar sus puntos y hacer un curso de dizque educación vial en instituciones con dudosa autorización; además del desorden en la atención, los locales no adecuados, las continuas fallas en los sistemas informáticos, la perdida de registros que ha obligado a los ya inscritos a volver a hacerlo. Muchos de los requisitos exigidos requerían de largos trámites y no se podían reunir en una semana o dos; teniendo en cuenta que los taxistas viven con el salario al día, es un esfuerzo muy grande el cumplir con tener toda la documentación exigida. Esta es la razón por la que el cronograma regular no se ha cumplido y la gran mayoría pase a extemporáneos, no por negligencia del administrado sino por el establecimiento de un cronograma irreal y mal trabajado con requisitos que han ido saliendo en el camino.



Si lo que se quiere es saber cuántos taxistas hay en Lima será difícil con este sistema, salvo que el objetivo sea otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario