domingo, 10 de marzo de 2013

EL ACCIDENTE DE SANDRO BAYLON, NO SOLO UN ACCIDENTE MÁS (Escrito en Enero del 2000)

Primero de Enero 05.50 de la mañana, un joven observa el mar a través  del cristal del parabrisas mientras conduce su auto a gran velocidad por el circuito de playa; durante todo el día realizó múltiples actividades que pudieron motivar un estado de cansancio en él, las condiciones climatológicas no eran las más favorables ya que una leve niebla acompañada de una garúa hacían que la vía no fuera tan segura para transitar, la iluminación a esa hora del día no permite una buena visibilidad; pero aún así el joven aumenta la velocidad de su automóvil superando largamente el límite reglamentario, alentado tal vez por alguna copa de licor ingerida durante la celebración del nuevo año o el apuro de llegar prontamente a su destino, el cual finalmente encontró luego de apartar la mirada de la vía y una mano del volante para atender una llamada que ingresaba a su teléfono celular sin percatarse de la curva que tenía al frente, estrellándose contra unos bloques de concreto y posteriormente contra un poste de alumbrado público que acabo con su vida, con la esperanza y con la ilusión.
 
En los últimos días se viene observando en nuestro país un incremento alarmante de accidentes de tránsito, personajes del arte, política y deporte o simplemente escolares en un viaje de promoción, familias que regresaban a sus hogares felices luego de un día de playa o el taxista que buscaba el diario dándole a la "caña" para sobrevivir, han sido los actores principales de esta tragedia moderna.

Miles de personas mueren cada año victimas de accidentes de tránsito, miles de millones de soles en perdidas materiales y horas/hombre consumidas por este terrible mal de nuestros días;  tal es el alarmante incremento de estos eventos que en nuestro medio ya se habla de los accidentes de tránsito como una de las causas de muerte que escapa al control de las autoridades encargadas de velar por la salud de la población convirtiéndose en una verdadera EPIDEMIA.

Pero ¿Porque tantos accidentes de tránsito?, ¿Se pueden evitar estos hechos lamentables?

La respuesta definitivamente es SI; pero esto no se logra como muchos creen con una buena señalización, la renovación del parque automotor o la construcción de una red vial moderna y segura; estas medidas indudablemente contribuirán de alguna manera a aliviar parte del problema pero no le darán una solución definitiva, ya que el principal factor causante de accidentes es la acción osada y carente de lógica del hombre al hacer uso de las vías de circulación o lo que conocemos también con el nombre de IMPRUDENCIA.
 
En nuestro país debido al desequilibrio existente entre los elementos del tránsito (hombre, vía y vehículo) los conductores han desarrollado habilidades y destrezas que le permiten sobrevivir en este difícil medio de conducción, hasta podría decirse que han desarrollado un "sexto sentido" especial que le permite percibir el peligro aun antes que este se haga evidente, sortear obstáculos ocultos y hasta presentir las intenciones de los demás conductores para así adelantarse a sus acciones; esto debería calificar a los conductores peruanos como los mejores del mundo pero esto no es así ya que a pesar de esa "habilidad y destreza" el problema de los accidentes de tránsito sigue en aumento ya que de nada sirve el instinto sin la aplicación de técnicas de conducción capaces de convertirnos en conductores seguros y reglamentarios, estas técnicas son lo que se conoce como MANEJO DEFENSIVO.
El manejo defensivo se fundamenta en la desconfianza total y absoluta de todos los usuarios de la vía, desconfiar del impredecible peatón, de las señales de tránsito, de las indicaciones del policía, de la respuesta de su vehículo y sobre todo desconfiar de los demás conductores ya que nadie puede precisar el conocimiento y prudencia que estos posean; el conductor defensivo solo puede confiar en alguien muy especial: en SI MISMO.
Son las 06.10 de la mañana del primer día del nuevo milenio, los medios de comunicación ya llegaron a cubrir el "evento", pero el día de hoy a diferencia de los otros 1,250 que murieron el año pasado se trata de alguien famoso, se necesitan por lo tanto fotografías con primeros planos impactantes con mucha "sangre" y mucho "dolor" para ser comercializadas en las portadas  de los diarios; entrevistas a los familiares del fallecido, personajes del ambiente  o, los famosos especialistas en la materia que solo aparecen cuando el caso tiene connotación por la fama y popularidad de que goza el participante. Se harán también detectivescas investigaciones que darán nuevas "luces" sobre los hechos. Durante días se comentará hasta que deje de ser noticia, algún nostálgico dejará una flor o una estampita en el lugar del accidente que luego volverá a ser solo un poste más en el circuito de playas como la cruz de la Vía Expresa o la capilla en Pasamayo. Pero si todo en la vida ocurre por alguna razón, si todo hecho encierra una enseñanza creo que la de este lamentable acontecimiento sería que, detrás del volante de un vehículo no eres poderoso, que ni tu fama ni tu dinero te protegerán, que eres tan vulnerable como el que más y que, tu y solo tu puedes hacer que la vida siga y que la esperanza y la ilusión continúen.

2 comentarios:

  1. 13 años pasaron ya y esta noticia parece sacada del diario del día de hoy. Es lamentable que nuestra realidad siga igual después de tantos años. Esto nos estaría indicando quizás cual sería nuestro futuro dentro de 13 años más. Espero que esta visión no sea tal. Debemos tomar conciencia de la importancia de nuestra responsabilidad vial y asumirla como corresponde. Las personas que están supuestamente capacitadas para conducir un vehículo son los adultos, pues comportémonos como tales, enseñemos con el ejemplo a nuestros hijos a ser conductores responsables,. Creo que esto viene desde el amor propio que tengamos, si no nos interesa nuestra vida entonces manejemos sin precaución y sin reglas ni miedos, pero si tenemos un poco de autoestima e instinto de supervivencia seamos consecuentes con ello. Deseo de corazón volver a leer esta nota en 13 años y ver que la situación de la seguridad vial en general haya cambiado en mi país.

    ResponderEliminar
  2. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA


    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente.


    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin 55 años

    ResponderEliminar